"Falsa escuadra": Austera y efectiva

ALTO Y BAJO IVÁN LARROQUE Y FERNANDO ROSEN ENTRETIENEN DURANTE UNA HORA.

Este espectáculo de la Compañía Movimiento Armario se vale de pocos elementos para divertir.

Por: Vivian Urfeig

Dos hombres y un armario. Con una paleta de recursos austera y sencilla, Falsa escuadra cuenta la historia de un par de amigos (y por momentos enemigos) que sin decirse una palabra se dicen muchas cosas. Este interesante mix de lenguajes que van del circo a la danza, el teatro, la acrobacia y el clown plantea un espectáculo que articula el humor y una estética visual cuidada.

Sin efectos especiales, rayos láser ni pantallas de video, esta producción de la Compañía Movimiento Armario propone una hora de situaciones desopilantes, donde estos dos personajes (uno alto, el otro bajo) se entregan al juego de los ritmos que marca el cuerpo en movimiento.

El armario funciona como excusa para subir, bajar, hacer equilibrio, entrar y salir. Pero también como soporte para crear música. Con apenas dos palillos de batería o pelotitas que rebotan en el mueble logran una sesión de percusión ajustada y redonda.

Dirigida por Martín Joab y protagonizada por Iván Larroque (el alto) y Fernando Rosen (el bajo), Falsa escuadra se nutre de elementos de otras épocas: Tiki Taka, yo yo y boleadoras se suman a los pañuelos, cuerdas y silbatos para generar impacto. La imagen y la música siempre van de la mano en esta construcción de un mundo propio. No faltan los malabares, las escenas de equilibrio y los números propios del circo tradicional donde un choque, una caída o un porrazo arrancan carcajadas.

El teatro del Club de Trapecistas Estrella del Centenario también aporta lo suyo, ya que parece el living (grande, enorme) de una casa. El público puede elegir entre almohadones y colchonetas, gradas y sillas para ver la obra. Este espacio está pensado a medida de las necesidades artísticas de esta compañía, un circo independiente y contemporáneo, que fusiona elementos del teatro, la danza, la música y las artes plásticas.

La obra fue creada por sus protagonistas después de dos años de investigación y entrenamiento. Con la necesidad de contar una historia sencilla, chiquita, y sin más pretensiones que lograr una impronta visual de buena calidad este dúo dinámico invita a desenchufarse un rato y entregarse a la risa y al arte.

Funciones: los sábados a las 20 y los domingos a las 18. Entradas: $25. Club de Trapecistas Estrella del Centenario, Ferrari 252, Parque Centenario. Tel. 4857- 3934, www.clubdetrapecistas.com.ar

Fuente: Clarín